Vista normal Vista MARC Vista ISBD

Graves daños a la ecología

por Olivares; Iván.
Tipo: materialTypeLabelArtículoTema(s): DESASTRES NATURALES | INSTITUTO DE RECURSOS NATURALES Y DEL AMBIENTE. HURACANES. INUNDACIONES. TORMENTAS TROPICALES | NICARAGUA | Tormenta Gert. Daños EcológicosResumen: Junto a la destrucción de puentes, casas y demás infraestructura, las inundaciones en todo el país a causa de la tormenta "Gert", traerán nefastas consecuencias ecológicas, así lo expresaron dos expertos del Instituto de Recursos Naturales y del Ambiente (IRENA). Entre esas consecuencias que habrán de incidir negativamente en la economía nacional se cuenta la muerte de grandes masas vivientes que habitan en ríos, lagos, esteros del país, así como la erosión y destrucción de grandes extensiones de tierra fértil en todo el país. Aparentemente, la Cuenca que sufrirá los mayores daños ecológicos es la del Río Escondido, formada por los Ríos Siquiá, Mico y Rama y que desembocan el la Bahía de Bluefields en el Mar Caribe. Otros menores son las del Río Ochomogo en el sur de Nicaragua, y la de varios más en Chinandega. A todo esto hay que sumar la sedimentación que tendrán los lagos Cocibolca y Xolotlán, así como los esteros de los ríos. Según Patricio Jerez, Director de IRENA, la clave de todo esto es la agricultura intensiva y la práctica de tierra arrasada que practican los agricultores y ganaderos que poseen tierras en las cuencas. Es precisamente esta combinación de circunstancias lo que merma la capacidad de manejo que tiene la naturaleza, ante las inundaciones como la que vive Nicaragua en estos momentos, lo que se demuestra con lo ocurrido en Río San Juan. Jerez recordó que en el San Juan normalmente no se reportan destrucciones ni inundaciones, lo que se atribuye a la preservación de su cuenca. En efecto, una inmensa extensión de bosques vírgenes y semi-vírgenes se encarga de recoger el exceso de agua y filtrarla para que llegue poco a poco hasta el cauce del río y aún aquella que llega por vía aérea lo hace poco a poco sin causar erosión. Caso contrario a la Cuenca de El Escondido, en la que cada gota de agua que cae a la tierra, golpea el suelo con fuerza y arrastra sedimentos consigo, los que llegan hasta la corriente y se depositán en otras zonas más abajo, en forma de lodo y fango y destruye todo. Para los lagos de Managua y Nicaragua, el peligro es un aumento incontrolado de la sedimentación, que disminuya su profundidad y afecte la vida que contienen. En el caso del Caribe y el Pacífico, los bancos y arrecifes de coral se verán perjudicados, debido a que se alimentan por infiltración, lo que es similar a que una persona se viera obligada a comer durante una tormenta de arena en el desierto. En el Pacífico Occidental (Chinandega), el desastre puede ser mayor debido a que afectará a los manglares donde se reproducen las crías de muchas especies acuáticas de importancia económica nacional, tales como el camarón y la langosta de mar adentro. Las consecuencias económicas se verán en el futuro cercanoColección: IHNCAEstado de conservación: Buen EstadoPublicación: La Prensa.Lugar, editor y fecha: Managua, La Prensa, 18-09-1993 Año, volumen, número y página: , Número 19628, pág.03
Etiquetas de esta biblioteca: No hay etiquetas de esta biblioteca para este título.
    valoración media: 0.0 (0 votos)
Tipo de ítem Ubicación actual Signatura Estado Notas Fecha de vencimiento Código de barras
Análisis Análisis Noticias del siglo XX
Disponible LPT LIB23414

Junto a la destrucción de puentes, casas y demás infraestructura, las inundaciones en todo el país a causa de la tormenta "Gert", traerán nefastas consecuencias ecológicas, así lo expresaron dos expertos del Instituto de Recursos Naturales y del Ambiente (IRENA). Entre esas consecuencias que habrán de incidir negativamente en la economía nacional se cuenta la muerte de grandes masas vivientes que habitan en ríos, lagos, esteros del país, así como la erosión y destrucción de grandes extensiones de tierra fértil en todo el país. Aparentemente, la Cuenca que sufrirá los mayores daños ecológicos es la del Río Escondido, formada por los Ríos Siquiá, Mico y Rama y que desembocan el la Bahía de Bluefields en el Mar Caribe. Otros menores son las del Río Ochomogo en el sur de Nicaragua, y la de varios más en Chinandega. A todo esto hay que sumar la sedimentación que tendrán los lagos Cocibolca y Xolotlán, así como los esteros de los ríos. Según Patricio Jerez, Director de IRENA, la clave de todo esto es la agricultura intensiva y la práctica de tierra arrasada que practican los agricultores y ganaderos que poseen tierras en las cuencas. Es precisamente esta combinación de circunstancias lo que merma la capacidad de manejo que tiene la naturaleza, ante las inundaciones como la que vive Nicaragua en estos momentos, lo que se demuestra con lo ocurrido en Río San Juan. Jerez recordó que en el San Juan normalmente no se reportan destrucciones ni inundaciones, lo que se atribuye a la preservación de su cuenca. En efecto, una inmensa extensión de bosques vírgenes y semi-vírgenes se encarga de recoger el exceso de agua y filtrarla para que llegue poco a poco hasta el cauce del río y aún aquella que llega por vía aérea lo hace poco a poco sin causar erosión. Caso contrario a la Cuenca de El Escondido, en la que cada gota de agua que cae a la tierra, golpea el suelo con fuerza y arrastra sedimentos consigo, los que llegan hasta la corriente y se depositán en otras zonas más abajo, en forma de lodo y fango y destruye todo. Para los lagos de Managua y Nicaragua, el peligro es un aumento incontrolado de la sedimentación, que disminuya su profundidad y afecte la vida que contienen. En el caso del Caribe y el Pacífico, los bancos y arrecifes de coral se verán perjudicados, debido a que se alimentan por infiltración, lo que es similar a que una persona se viera obligada a comer durante una tormenta de arena en el desierto. En el Pacífico Occidental (Chinandega), el desastre puede ser mayor debido a que afectará a los manglares donde se reproducen las crías de muchas especies acuáticas de importancia económica nacional, tales como el camarón y la langosta de mar adentro. Las consecuencias económicas se verán en el futuro cercano

Buen Estado

Rotonda Rubén Darío 150 mts. al oeste Managua, Nicaragua
Tel: (505) 2278 7317 / 2278 7342 / Fax: (505) 2278 7324 ihnca.uca@ihnca.edu.ni
Copyright IHNCA - UCA 2015-2017